lunes, 27 de octubre de 2014

MEDICIÓN DEL FLUIDO DE LA BATERIA

Cuando se recargan las baterías, mantenga las tapas de ventilación de la batería en su lugar para evitar que se produzca un derrame de electrólitos (Verifique que las tapas de ventilación no estén bloqueadas).
Mantenga abierto el compartimiento de la batería para disipar el calor.
Mantenga las herramientas y otros objetos de metal fuera de la parte superior de la batería para evitar que se produzca un arco eléctrico o una explosión por un cortocircuito en las terminales.
Al agregar líquido a la batería, use lentes de seguridad y una careta para protegerse de salpicaduras o derrames de electrólitos.
El tanque de propano usado para rellenar el tanque del montacargas está protegido por postes pesados en caso de daños por parte del vehículo.
Las áreas donde se recargan las baterías deben contar con un método para eliminar y neutralizar el electrólito derramado.
No intente sacar una batería del montacargas a menos que esté capacitado y que la zona de recarga se encuentre equipada con una grúa diseñada para este propósito.
Si una batería recibe mantenimiento fuera de la rutina de recarga, el empleador debe proporcionar una estación
para lavarse los ojos que pueda alcanzarse dentro de diez segundos y que pueda proveer .4 galones de agua por minuto durante 15 minutos.
Una fuente de lavado de ojos o una ducha deberá estar disponible cuando se efectúe servicio de recarga en las baterías, que va más allá de lo rutinario.




Si deseas el curso solicítalo a asovictra@gmail.com