jueves, 18 de abril de 2013

Transporte de sustancias infecciosas


Es responsabilidad del expedidor garantizar la correcta clasificación, embalaje/envasado, etiquetado y documentación de todas las sustancias infecciosas destinadas a ser transportadas.

El transporte y transferencia eficientes de materiales infecciosos requiere una buena coordinación entre el remitente, el transportador y el destinatario, para garantizar que el material se transporta de forma segura y que llega a su destino de forma puntual y en buenas condiciones. Esta coordinación depende de que exista una comunicación permanente y una buena relación de trabajo entre las tres partes.


Muchos transportadores (tanto de transporte aéreo, como terrestre y marítimo) son empresas privadas y tienen derecho a negarse a transportar mercancías o a establecer requisitos adicionales.


Las normas sobre artículos peligrosos de la IATA comprenden una relación de las principales restricciones relativas al transporte de mercancías establecidas por las líneas aéreas. Algunas líneas aéreas no admiten ningún tipo de mercancía peligrosa, mientras que otras únicamente aceptan transportar un número muy limitado de tipos de mercancías. Dado que las restricciones establecidas por los transportadores para los diferentes medios de transporte no se publican en un lugar único, la armonización entre las partes es fundamental. El expedidor (remitente, consignador), el transportador y el destinatario (consignatario) tienen responsabilidades específicas para garantizar el transporte con éxito.


El expedidor (remitente, consignador)

• Organiza el envío de antemano con el destinatario, incluida la determinación de la necesidad de obtener permisos de importación o exportación
• Organiza el envío de antemano con el transportador, para garantizar:
− que se aceptará el envío para su transporte adecuado
− que el envío se realizará por la ruta más directa (transporte directo, a ser posible)
• Prepara la documentación necesaria, incluidos los permisos y los documentos de despacho y expedición
• Notifica al destinatario las disposiciones relativas al transporte, una vez adoptadas, con la antelación suficiente antes de llegada prevista del envío.

El transportador

• Asesora al remitente en las cuestiones relativas al cumplimiento de los documentos e instrucciones de expedición
• Asesora al remitente acerca del embalaje/envasado correcto
• Ayuda al remitente a concertar la ruta de transporte más directa y luego confirma dicha ruta
• Mantiene y archiva la documentación relativa a la expedición y el transporte.

El destinatario (consignatario)

• Obtiene la autorización o autorizaciones de las autoridades nacionales necesarias para la importación del material
• Proporciona al consignador el permiso o permisos de importación y la carta o cartas de autorización precisos, así como otros documentos que pudieran exigir las autoridades nacionales
• Concierta la recogida del material a su llegada con la máxima puntualidad y eficiencia.


SOLICÍTALO: asovictra@gmail.com